jueves, 30 de marzo de 2017

PRECISIONES DE JAVIER IGLESIAS (PADRE DE PABLO) SOBRE EL DECORO


Javier Iglesias Peláez*
*Padre de Pablo Iglesias Turrión, secretario general de Podemos

Recomendaba Lord Chesterfield a su hijo “mucha destreza para ocultar la verdad, sin decir una mentira” y “una franqueza aparente con una real reserva”. También “un grado de moderación con tus enemigos que nunca les impida tornarse en tus amigos”…
Lord Chesterfield también pensaba, y así se lo comunicaba a su hijo –por cierto, de la mano izquierda, como suele acostumbrar tanto “aristócrata”- que “las gentes de educación baja y oscura no pueden soportar los rayos de la grandeza; se desconciertan y pierden el sentido cuando los reyes o los grandes hombres les dirigen la palabra…”
¡Pues ya puede el respetable Philip Dormer Stanhope, cuarto conde de Chesterfield, ir empezando a tragarse sus consejos!
Y lo mismo debía pensar su contemporáneo, el mucho más interesante Samuel Johson, cuando señaló que las célebres Cartas a su hijo, donde Chesterfield hacía estas afirmaciones, “enseñan la moralidad de una prostituta y las maneras de un maestro de baile”.
Aunque estas cosas pasaban en Gran Bretaña y en el siglo XVIII, ahora, con diecisiete años a cuestas del XXI, la presidenta del Congreso de los Diputados y sus acólitos de la triple alianza pretenden imponer a los diputados de Podemos, bajo la excusa del “decoro parlamentario”, esa moral y esas maneras.
El torrente de insultos, mentiras y descalificaciones que vierten a diario una banda de patanes del Partido Popular, sí responden, por lo visto, al decoro parlamentario. ¿Se acuerda usted, señora presidenta, que cuando José Antonio Labordeta hablaba de torturas, sus decorosos diputados le decían que más torturaban sus canciones? ¿Se acuerda usted del famoso y oportuno “a la mierda”?
Pero ya no es un diputado solitario: son 71 y tienen cinco millones de ciudadanos detrás.
Yo no eduqué a mi hijo para ser un mequetrefe con buenas maneras. Le eduqué para decir la verdad y gritarla alto si hace falta. Y estoy orgulloso.

DdA, XIV/3501

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario