miércoles, 8 de febrero de 2017

ERREJÓN APELA AL TÁNDEM Y A LA AMISTAD

Félix Población

Al principio me resistía a creerlo, a pesar de la reincidencia de mi querida amiga María en hablarme de lo que ahora es un turbión sobre Podemos. Llegué a pensar que aquellas primeras noticias sobre las diferencias entre los equipos que este fin de semana dirimirán mediante votación sus programas en Madrid, eran en buena medida cosa de los medios enfrentados desde su fundación al partido morado. 

Si antes se habían elaborado mediáticamente todo tipo de patrañas sin éxito contra algunos de sus líderes, bien pudiera ser que después contribuyeran a dividirlos desde dentro, en una segunda acometida contra su exitosa irrupción en la política española. Lo que no cabía esperar, en un partido político con tan corta vida y tan fulgurante y acelerado desarrollo, es que la adversidad le naciera dentro.

Y como le nació, las preferencias del diario El País por Errejón se hicieron notar enseguida. Hasta uno de sus más emblemáticos colaboradores, el sagaz Peridis -tan próximo al PSOE desde los tiempos del felipismo-, llegó a despedir al candidato de Recuperar la ilusión -cuando lo entrevistaron en La sexta noche- con una frase a considerar: Cuídate, Iñigo, esperamos mucho de ti. En ese mismo programa, a la semana siguiente, entrevistaron a Pablo Iglesias, al que se calificó en el texto que anunciaba su presencia en el plató como “líder actual” de Podemos.

Hoy he tenido oportunidad de leer la carta con la que Íñigo Errejón invita a votar al equipo que lidera, al que después añadió el nombre de Pablo Iglesias en el cartel del Palafox con las iniciales propias del cargo que ocupa, SG. Ya me referí a la publicidad engañosa que comporta ese eslogan, pues Iglesias ha repetido hasta la saciedad que no será secretario general si no gana su programa, diferente al de Íñigo. Pues bien, lo que dice Errejón en la misiva abunda en el cinismo del eslogan, sobre todo en lo que subrayo en negrita:   

"Te escribo porque, como sabrás, hoy han comenzado las votaciones de la II Asamblea Ciudadana Estatal, y lo hago para que participes, y votes en https://participa.podemos.info. Humildemente, te pido el voto para el Equipo Íñigo Errejón - Recuperar la Ilusión y sus documentos; por la unidad y el Podemos original. En esta votación elegimos el rumbo de Podemos y yo quiero uno plural, unido, útil y con mi amigo y compañero Pablo Iglesias. Formamos un gran tándem. Muchísimas gracias por tu tiempo, ¡y a recuperar la ilusión!".

Utilizar de ese modo el nombre de quien se enfrenta a tu programa con otro es indicio de temor al carisma de tu adversario, al propio tiempo que señal de un electoralismo barato propio de la vieja política, mucho más grave si se hacen valer además los vínculos afectivos y eso del gran tándem, porque en un tándem solo es posible tomar una misma dirección. Me niego a creer, además, que sobre la amistad se pueda pergeñar una tan mala faena como la que actualmente sufre un partido que levantó cinco millones de votos por el cambio. Sin recambio, como con el PSOE.

PS.- "Recuperar la ilusión", aparte de un lema manido propio de partido viejo, únicamente puede afectar a quienes la hayan perdido, y como más se pierde es asistiendo -como inscrito, votante o simpatizante- a tan lamentable espectáculo como el que Podemos ha ofrecido en los últimos meses.


 DdA, XIV/3463 

1 comentario:

Carmen Miguez dijo...

Estoy hasta las narices, de lo malos que somos los españoles para ponernos de acuerdo,Íñigo Errejón, quiere ocupar el sitio del PSOE y Pablo quiere un partido distinto,¡Poneros de acuerdo chicos!!

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario