martes, 27 de septiembre de 2016

PEDRO SÁNCHEZ, CONTRA UN PARTIDO SUBALTERNO DEL PP


Félix Población

Circula por ahí, sin que quienes la propalan sientan la más mínima vergüenza al hacerlo, la gran falacia de que el secretario general del Partido Socialista es el único responsable de los adversos resultados cosechados por el PSOE en Galicia y Euskadi el pasado domingo. Algunos de los que apoyaron en su partido a Pedro Sánchez para que fuera elegido secretario general hace dos años, no han dejado de mostrarse contrarios a la postura del líder socialista en contra de un nuevo gobierno de la derecha, creyendo que un gobierno de la derecha es mejor que el gobierno alterativo de cambio que propugna Sánchez o unas terceras elecciones. 

Para aclarar la voz que ha de decidir el destino del PSOE, el secretario general ha convocado ayer primarias y un congreso del partido. Ante tal estrategia, en la que se decidirá si entre los socialistas mandan los que apuestan por un partido subalterno del Partido Popular o un partido claramente de izquierdas -según quiere el actual secretario general, tal como ha dicho hoy en la SER-, considero que Pedro Sánchez ha perdido un tiempo precioso a partir de un error de mucho bulto. 

La guerra intestina que ahora ha asomado al PSOE se mascaba ya poco después de las elecciones de diciembre. Por culpa del peso de algunos barones regionales y ciertas vacas sagradas del partido, tuvo Sánchez la infeliz ocurrencia de suscribir entonces un pacto estéril con el partido subalterno del PP -impropio del partido de izquierdas que ahora postula don Pedro-, consciente de que Ciudadanos y Podemos se rechazaban mutuamente. Los efectos de ese pacto infecundo se dejaron notar en las elecciones generales de mayo, con un descenso aún mayor en el número de votos cosechados por el PSOE, que han tenido su continuidad el pasado domingo en los comicios celebrados en Galicia y Euskadi. 

Queda a consideración del lector suponer qué resultados habría obtenido el Partido Socialistas en estas dos comunidades si Pedro Sánchez se hubiera abstenido y tuviéramos ahora un nuevo gobierno de don Mariano el Simple, participando del criterio de cierta baronía y algunos jarrones chinos de la vieja guardia. Quizá baste para alumbrar esa suposición reparar en los nefastos resultados obtenidos en esas dos comunidades por Ciudadanos, el partido subalterno del PP.

PS.- La acogida de improperios con que los diarios en papel han acogido los propósitos de Pedro Sánchez de convocar primarias y un congreso del PSOE, evidencia el pensamiento único que los caracteriza ante toda intención de cambio o regeneración política. Lean y comparen la unidad de criterio entre los editoriales de El País, ABC y El Mundo.

DdA, XIII/3346

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario