martes, 6 de septiembre de 2016

LA RAZÓN MÁS PODEROSA CONTRA UNAS TERCERAS ELECCIONES

El comisario de Asuntos Economicos dice que nos esperan 8000 millones de euros en recortes, "gobierne quien gobierne"

Félix Población

No vamos a tener en cuenta el lamentable espectáculo que están ofreciendo día tras día quienes dicen representar a los ciudadanos de este país en el congreso de los Diputados, incapaces de llegar a un acuerdo que evite una tercera y bochornosa convocatoria de elecciones. Al margen de las afinidades ideológicas de cada cual y del voto que cada cual haya ejercido a favor de uno u otro partido, creo que la razón más poderosa para evitar una nueva  cita con las urnas el próximo mes de diciembre está en los números. 

Leemos que la organización de las dos anteriores convocatorias, el 20 de diciembre de 2015 y el 26 de junio del año actual supuso un desembolso de 260 millones de euros, a los que habría que añadir las subvenciones dadas a los partidos para cubrir los gastos de sus respectivas campañas electorales, datos que según leo no se conoce aún porque falta que rinda cuentas al respecto el Tribunal de Cuentas, que debe tener mucho trabajo para no haberlos publicado ya. Según La Sexta, con las cifras que nos dieron los partidos en su momento, no serán menos de 50 millones de euros. A esa suma, que llegaría a los 310 millones de euros, habría que añadir que desde el pasao 20 de diciembre 20 de diciembre los diputados y senadores se han repartido 24,3 millones de euros en sueldos e indemnizaciones. 

Si se tiene en cuenta, además, que las respectivas cámaras siguen pagando sus facturas de luz, agua y teléfono, así como todos los gastos corrientes, y que los viajes de sus señorías han supuesto un gasto de casi 4 millones de euros -que ya es decir-, el balance total se acerca a los 400 millones de euros (387), equivalente a un millón y medio de euros el día a lo largo de 250 jornadas sin gobierno. 

En un país como el nuestro, donde la corrupción ha dejado un agujero en las arcas españolas de más de 7.500 millones de euros y hasta 175 tramas desde que llegó la democracia de la mano de la Constitución Española en 1978, según leemos en El Economista, algún partido de los representados en el Parlamento debería haber contabilizado los gastos que está ocasionando hasta ahora la repetición de las elecciones, más que nada por lo que debería contar los gastos en una economía como la nuestra.

A esos gastos hay que añadir los recortes económicos que el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, tiene previstos para España en el inmediato porvenir. Resulta paradójico y muy significativo que esos ajustes por valor de 8.000 millones de euros sean una cantidad equivalente a los que nos ha costado la corrupción. Si  esos recortes se llevarán a efecto "gobierne quien gobierne", según Moscovici, ya me dirán de qué vale repetir elecciones, repetir gastos y hasta seguir haciendo política si el que manda es Moscovici. Vamos a creer que sigue siendo necesario hacerla con quienes se resisten al dictado de Moscovici.

DdA, XIII/3356

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario