domingo, 31 de julio de 2016

"RAÍCES EN LA MEMORIA", PRÓXIMA NOVELA DE EMILIO SILVA

Foto de Emilio Silva.
Me acabo de enterar de la noticia y celebro que mi estimado Emilio Silva (Elizondo, Navarra, 1965) lleve escrita ya parte de la novela que debía a la sociedad española más sensibilizada con la inestimable labor llevada a cabo por su parte en pro de la Memoria Histórica. Profesor de la Universidad Complutense, presidente y uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, hace ya 16 años que localizó en la localidad berciana de Priaranza la fosa común en la que había sido enterrado su abuelo junto a 12 hombres más, militantes todos ellos de partidos de izquierda y republicanos, asesinados por un grupo de falangistas de la bando golpista el 16 de octubre de 1936 en la Guerra de España. Este Lazarillo espera, una vez leído el capítulo que hoy nos ofrece Emilio, que su novela Raíces en la memoria -no podría ser más atinado el título- esté a la altura y hondura de la significación que ha tenido y tiene la citada asociación. Por eso aguardo impaciente la oportunidad de ver editado el libro  muy pronto.- Lazarillo


Emilio Silva

Lo simbólico es tremendamente importante, una cuestión de significado que puede convertir en enormemente grande y profundo algo físicamente pequeño.
A Emilio Silva Faba lo detuvieron el 16 de octubre de 1936 en el ayuntamiento de Villafranca del Bierzo (el que se ve en la foto). Allí lo visitó su hijo Manuel, que con seis años fue el único miembro de la familia al que permitieron acceder al lugar de su detención, para llevarle algo de comida y una muda limpia. Cuando el pequeño Manuel salió llevaba en la mano un reloj y un anillo con sus iniciales; era la confirmación de que le iban a asesinar.
El próximo viernes la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica entregará los restos identificados de Vicenta López Digón y de su hijo, Jesús Camuñas López, asesinados en 1948. El acto será un homenaje a todos los represaliados del Villafranca del Bierzo y después de 80 años, el anillo de Emilio Silva Faba volverá al lugar de donde salió en las manos de un niño, horas antes de que camión de gaseosa se llevara a catorce civiles republicanos hasta una cuneta de Priaranza del Bierzo, donde fueron asesinados en una cuneta. Esta vez el portador del anillo será su nieto, orgulloso de un abuelo que luchó para que en su pueblo hubiera una escuela pública y laica.
El regreso de ese objeto al lugar del que nunca debió salir en las manos de ese niño, para rendir homenaje a las decenas de personas civiles asesinadas en un lugar en el que no hubo una guerra representa un tiempo de reparación, de verdad y de apertura de las instituciones democráticas a quienes fueron perseguidos durante años.
(Este es un extracto de la novela "Raíces en la memoria", que lleva años naciendo despacio, destilando la experiencia de la memoria familiar).
"Madre lo espera en la acera, con los ojos muy abiertos, enrojecidos y él corre desde la puerta hasta sus brazos. Ella le tapa la boca, le susurra que ahora se lo cuenta todo, cuando estén un poco lejos de allí y comienzan a caminar hacia casa. Al torcer la esquina que les hace salir de la plaza madre mira hacia la puerta del ayuntamiento y de paso comprueba si hay alguien cerca que pueda escucharlos.
Entonces le interroga, le pregunta, quiere saberlo todo. Él le cuenta cómo lo ha visto, la oscuridad, lo cariñoso que estaba el padre y cómo le ha prometido que cuando salga irán a pescar truchas con la mano para que aprenda. La madre guarda silencio, escudriña, analiza la cara de su hijo del mismo modo intenso y desesperado que lo hace con sus palabras. Están llegando a casa y en ese momento él introduce la mano en su bolsillo y saca el reloj y el sello de oro con las iniciales y se lo da al tiempo que le dice que padre se lo ha entregado para que lo cuiden hasta que vuelva a usarlos. En ese momento Modesta mira con pánico aquel presente y se le doblegan las piernas y retiene un grito que nace que cada célula de su cuerpo pero que no emite porque el miedo ya anida en ella, la habita, la imposibilita para expresar su sufrimiento".
Aquí se puede leer un capítulo de la novela "Raíces en la memoria" que ando escribiendo. https://drive.google.com/…/0B6XpOLey3Qclc1BqeWp5Ti1qZ…/view…

DdA, XIII/3330

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario