martes, 28 de junio de 2016

EL MINISTRO DEL INTERIOR Y EL MILLÓN DE VOTOS PERDIDO

 Sólo el periodista Marhuenda, nombrado por el ministro del Interior comisario de honor, acertó los resultados de las elecciones del domingo.

Félix Población

El diario Público, con una oportuna utilización del suspense periodístico en unas fechas como las que corren, sigue ofreciendo por capítulos la grabación en audio de las conversaciones entre el ministro del Interior y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña con objeto de implicar mediáticamente a determinados políticos independentistas catalanes en asuntos de corrupción.

Como se pudo leer anteriormente en esta serie, el ministro y su interlocutor están hablando sobre rumores que atribuyen al que fuera alcalde de Barcelona, Xavier Trias, la posesión de cuentas en Suiza o Andorra con doce millones de euros, supuestamente procedentes del blanqueo de dinero procedente de la operación Marina Port Vell. El ministro incluso dice saber a ciencia cierta que el hermano del alcalde también tiene 20 millones en paraísos fiscales. Pero carecen de cualquier indicio que lo demuestre.

Da auténtica repulsión escuchar a Daniel de Alfonso, que recientemente se honró en el Parlament de ser un hombre digno, recto, honrado y serio, referirse al señor Trias con términos propios de experto carnicero en un macelo:  "Yo, ministro, soy partidario de asestar el golpe cuando el golpe va a acabar con el animal" (el alcalde de Barcelona en este caso). 

A continuación podemos escuchar, en la voz del ministro Fernández Díaz, claras referencias a los periodistas que merecen su confianza para difundir su política manipuladora. Afloran los nombres del exdirector del diario El Mundo, Casimiro García Abadillo, seguidos del de Francisco Marhuenda, director de La Razón, Pedro J Ramírez, director de El Español, y Bietio Rubido, director de ABC.  También se alude a Inda, al que califican de loco.

Con toda seguridad y aun contando con medios y platós para hacerlo, ninguno de los citados se atreverá a dar la réplica a esas grabaciones en defensa de su dignidad profesional, dado que la misma ha quedado expuesta a tan bajo nivel en la voz de sus amos. En cuanto al señor ministro, sigo pensando en la garantía que pueden merecer los resultados de unas elecciones confiados a su autoridad. Para mí sigue siendo un tanto misterioso que entre el 20-D y el 26-J Unidos Podemos (Podemos+Izquierda Unida)  haya perdido en una supuesta abstención en torno a un millón o millón y pico de votos. 

Es de hacer constar el acierto de Francisco Marhuenda, nombrado comisario de honor de la policía por el ministro Fernández, vaticinando el resultado de las pasadas elecciones en su cuenta de Twitter, un resultado que ninguna encuesta supuso y ha llegado a sorprender hasta al propio partido vencedor, tal como demostró Rajoy con su trastabillado y torpe discurso de la victoria.

Al margen de las suspicacias que pueda inspirar el ministro del Interior, hay análisis acerca de los resultados electorales obtenidos por Unidos Podemos que merecen toda mi consideración y creo que también la de Podemos e Izquierda Unida para la correspondiente autocrítica, como el es el caso de SinPermiso, bajo el titular:
@ Sonrisas y lágrimas

En comparación con las elecciones del 20 D, Unidos Podemos ha perdido 1.062.704 votos. Y el PSOE 120.606. El 3,36% de aumento de la abstención casi se corresponde con la suma de estas dos cifras. La abstención ha afectado fundamentalmente a las izquierdas. Sobre todo a UP, el gran perdedor, cuyas sonrisas de campaña se trocaron en lágrimas la noche del 26 J..
Por el contrario, el PP ha aumentado sus resultados en 669.220 votos, 300.000 mil de los cuales los ha perdido Ciudadanos y han vuelto a los populares. La movilización plena de la derecha ante el peligro de una victoria de las izquierdas hegemonizada por UP le ha dado la victoria a Mariano Rajoy.
Aunque UP ha perdido votos en casi todas las circunscripciones, el grueso de la caída se ha concentrado en Asturias (-6%), Zaragoza (-5,5%), Cádiz (-5%), Málaga (-5%), Madrid (-4,9%) y León (-4,85). En Madrid ha perdido 209.844 votos. Y en el conjunto de Andalucía, unos 250.000.
 

DdA, XIII/3309

1 comentario:

Leo dijo...

Buena parte de esa abstención, no toda, puede deberse a los votantes de Izquierda Unida que no compartieron la fusión con Podemos.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario