viernes, 20 de mayo de 2016

VENEZUELA EN PORTADA Y DRAGHI Y LAGARDE LISTOS PARA ALANCEARNOS OTRA VEZ

 
 El retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa es un cuadro del pintor flamenco Jan van Eyck, fechado en 1434. Representa al rico mercader Giovanni Arnolfini y a su esposa Jeanne Cenami, que en la fotocomposición de Dfkators se convierten en Draghi y Lagarde

Félix Población

Llama poderosamente la atención el interés que los medios de comunicación convencionales de este país tienen en presentarnos lo que sus editorialistas vienen a calificar como catástrofe venezolana, a pesar de que hace dos días supimos algo más del sumario completo de la trama Púnica, destapándose -entre nuevos trapos sucios del PP que apuntan a Esperanza Aguirre- que la campaña del PSOE en Madrid también fue financiada con dinero negro a cambio de adjudicaciones a constructoras privadas. 

Al día siguiente, sin embargo, 18 de mayo, el telediario de mediodía de TVE1 abrió sus informaciones con dos directos y tres crónicas de sus corresponsales en Venezuela. En esa misma fecha, de modo coincidente,  las portadas impresas de los cuatro grandes periódicos reflejaban en sus titulares su visión interesada de aquel país. Justo cuando algunos diarios de Estados Unidos como Washington Post hablan de la necesidad de una intervención política exterior en Venezuela, a juego con la nueva ley aprobada por el Congreso contra el Tráfico de Droga Transnacional, que permitiría ese tipo y cualquier otro de intervenciones.

En una rueda de prensa mantenida con una serie de medios internacionales, entre los que no estaban ninguno de los periódicos españoles cuyas portadas ilustran este post, el presidente Nicolás Maduro contabilizó hasta 1315 noticias sobre Venezuela durante los últimos meses en la prensa, radio y televisión de Bogotá, Madrid y Miami, de las que solo 2 fueron noticias positivas, y éstas porque se referían a la inauguración de un teleférico. 

Ya que los tribunales de justicia lo han descartado, el objetivo perseguido en España por los medios del régimen del 78 no es otro que identificar a Podemos con la situación que se vive en Venezuela, del mismo modo que antaño otro régimen vigente en España durante cuarenta años trató de equiparar toda resisitencia democrática con la Rusia soviética o la Cuba castrista. 

Lo que más debería preocuparnos a los ciudadanos y a unos medios de información dignos es lo que el Banco Central Europeo del señor Draghi y el Fondo Monetario Internacional de la señora Lagarde pergeñan para España, que no es otra cosa que ocho mil millones de euros más en recortes. O lo que es lo mismo, una nueva lanzada contra ese Toro de la Vega que es nuestro país para la dictadura financiera de los mercados. (De celebrar que, por fin, en ese festejo bárbaro perpetrado en la localidad vallisoletana de Tordesillas se haya eliminado la criminal y sádica tortura y matanza del animal. Falta saber cómo derivará el evento).
Diarios 

+@El pacto de izquierdas según el NODO. (Vídeo del programa Polonia).


                                       DdA, XIII/3273                                             

1 comentario:

Cefalópodo dijo...

Draghi y Lagarde deberían acabar como el toro y el toro vivir como los Arnolfini.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario