martes, 19 de abril de 2016

OTEGUI Y LA ENTREVISTA COMO TRIBUNA LIBRE DE EXPRESIÓN

 Lazarillo
Me ha parecido bien la respuesta de Jordi Évole a cuantos le criticaron e insultaron por su entrevista a Otegui en La Sexta el pasado domingo. Creo, incluso, que el periodista ha sido demasiado educado al responder a quienes ni siquiera vieron la interviú y tuvieron la desfachatez de juzgarla a priori.  Quiso la causalidad que a este Lazarillo llegaran algunos de los comentarios propalados en la emisora de la obispalía, cadena COPE, a través del programa dominical de un tal Herrera, caracterizado profesional del denuesto contra quienes no comulgan con su jerga de airado predicador contra los partidos progresistas. La escucha fue posible porque hube de recurrir a un taxi y el titular que lo conducía parecía muy adepto a la emisora de los respetables monseñores. Entre anuncios publicitarios de un cierto producto beneficioso para nuestro corazón, el tal Herrera jaleaba con sus conterutulios la matanza simbólica del mensajero (Évole) como si el periodista catalán fuera la propia semblanza de ETA y la posibilidad de entrevistar al líder abertzale -después de purgar su condena en la cárcel- fuera algo inasumible por un profesional de la información, incluso en los términos críticamente equilibrados con los que Jordi verificó la interviú. Tal como sostiene el propio Jordi en un articulo publicado ayer en El Periódico, de Arnaldo Otegi se puede estar en las antípodas ideológicas. Pero eso no quita para que se le pueda hacer una entrevista. Algunos dicen que es intolerable. Yo respeto a quien descarta hacerlo. Solo pido lo mismo para los que sí queremos. Porque si a estas alturas un periodista no puede sentarse y preguntar a alguien como Arnaldo Otegi, apaga y vámonos. Y si estoy escribiendo esto en el año 2016, igual es que hemos ido para atrás en lo que a libertades se refiere. Esto último creo que es cierto y cada día se avanza más en ello. Por eso precisamente la entrevista con Otegui ha levantado esa oleada de furor represivo en ciertos medios de comunicación proclives al oscurantismo.
 

DdA, XIII/3257

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario