lunes, 14 de marzo de 2016

LA MAFIA Y EL FÚTBOL

Lazarillo

Desde hace casi dos décadas, la relación entre las organizaciones mafiosas italianas y el mundo del fútbol es asunto de actualidad, tanto en la crónica judicial como en la deportiva. Francesco Forgione, escritor y periodista, diputado de la Asamblea Regional Siciliana y presidente de la Comisión Parlamentaria Antimafia entre 2006 y 2009, abre la edición del número de marzo de El Viejo Topo con un artículo sobre la mafia y el fútbol incluido en el libro Luchas urbanas alrededor del fútbol, coordinado por Fernando Carrión y María José Rodríguez. Si se tiene en cuenta que cada vez con más frecuencia la compra de un club de fútbol es la primera inversión para la construcción de la propia carrera política, es indudable que el libro en cuestión puede ser muy ilustrativo. En 2001todas las familias mafiosas de Palermo votaron e hicieron votar por Silvio Berlusconi.

El 24 de marzo de 2016 se cumplen cuarenta años del golpe militar que marcó un punto de inflexión en la historia de la República Argentina. Una reciente investigación realizada por cuatro instituciones de aquel país aborda un aspecto fundamental que hace más complejas las miradas centradas exclusivamente en dimensiones políticas: la responsabilidad que tuvo un sector del empresariado argentino y extranjero en las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la dictadura. Es el asunto que desarrolla en su artículo Victoria Basualdo, Empresarios y represión, en el que afirma que cerca de un centenar de trabajadores vinculados con la empresa Acindar fueron víctimas de delitos de lesa humanidad, con un balance de 21 asesinatos, 9 desapariciones y 66 detenciones.

Siguiendo su ruta por los países del sudeste asiático, Higinio Polo se detiene esta vez en Camboya, donde después de quince años de paz se percibe un crecimiento económico evidente, si bien la explotación y la pobreza siguen campando a sus anchas, con las grandes firmas comerciales de occidente sacando descomunal provecho de ello. La debilidad de los sindicatos y del gobierno no permite hacer frente al abuso de las empresas extranjeras en la explotación laboral. El pasado de guerra vivido por el país ha ocasionado en los últimos treinta años que más de veinte mil personas hayan muerto al tropezar con bombas.

Son de destacar también en este número de El Viejo Topo las entrevistas con el economista Juan Torres López, a propósito de su último libro El capitalismo en crisis: del crac de 1929 a la actualidad, y la que López Arnal mantiene con José Luis Martín Ramos sobre el Sindicato Democrático de Estudiantes de Barcelona, cuya fundación supuso un acontecimiento relevante en el marco de la lucha contra la dictadura franquista. La interviú tiene su sentido si se tiene en cuenta que este mes de marzo se cumplen cincuenta años de un hecho que dio alas al espíritu contestatario en el resto de las universidades del país.



DdA, XII/3238

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario