miércoles, 3 de febrero de 2016

LA LEY 25 NO DEBERÍA ESPERAR, PEDRO SÁNCHEZ

Félix Población

A muchos nos consta -al menos a los que no votamos ni al Partido Popular ni al Partido Socialista el 20 D- que la política de recortes aplicada por sus respectivos gobiernos ha conducido a nuestro país a la cabeza de los que registran un mayor índice de desigualdad en la Unión Europa. Eso repercutió en la pérdida de millones de votos que tanto el PP como el PSOE registraron en las últimas elecciones generales (en torno a cinco millones y medio en total), una pérdida que en el caso del segundo ya había sido notable en los anteriores comicios. 

Como consecuencia de esa política nefasta para la mayoría de los ciudadanos, dos nuevos partidos levantaron renovadas expectativas de cambio, tal como se reflejaron en los resultados electorales. Ciudadanos por el centro-derecha y Podemos por la izquierda no van a tener, sin embargo, posibilidades de gobierno. Ni Rajoy cuadra con Ciudadanos, ni Sánchez -a lo que se ve- tiene libertad para entenderse con Podemos. 

Esto último se desprende de lo que decidió ayer don Pedro, tras saberse que le toca a él la iniciativa de formar gobierno a instancias del Jefe del Estado. Si Sánchez deja para el último lugar en las conversaciones a Podemos, habiendo como hay sobre la mesa un plan urgente de emergencia social conocido como Ley 25 y presentado por este partido el mismo día de la constitución del Congreso, cabe prever que no habrá acuerdo para un gobierno de izquierda. Esto es, que el artículo 25 de la Ley Universal de Derechos Humanos bien puede esperar, por si hay alguna otra salida que no disguste tanto a los jarrones chinos y a la vieja guardia del PSOE. 

Esa demora en una conversación que por la situación del país debería ser la primera, puede ser el indicio de lo que nos aguarda: unas nuevas elecciones. Si se dieran, los resultados no iban a ser muy distintos a los registrados en noviembre, pero en contra de lo que se cree -al menos hasta antes de la operación Taula- el PP sí perdería votos a favor de Ciudadanos, sin que esto aliviase las dificultades de formar gobierno que hay ahora. También, desde luego, tendría el Partido Socialista como primera responsabilidad responder al artículo 25 de la Ley Universal de Derechos Humanos, que dice: 

"Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.” 

En España hay casi 13 millones de ciudadanos en riesgo de pobreza y/o exclusión, Sánchez, y usted no parece tener prisa en ponerse a remediarlo.

 
DdA, XII/3203

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario