sábado, 30 de enero de 2016

LA MEMORIA DE LOS NIÑOS DE LA GUERRA LLEGA A GIJÓN

 Lazarillo

A finales de 2014 se inició, en el Centro Cultural Federico García Lorca de Rivas Vaciamadrid, el recorrido itinerante de la exposición Los niños de la guerra cuentan su vida, cuentan su historia, que a partir del próximo mes de febrero se podrá ver por fin en Gijón, una de las ciudades desde las que salieron más niños evacuados en las semanas previas a la ocupación de aquella localidad por el ejército franquista el 21 de octubre de 1937. Sorprende por eso que la exposición haya llegado tan tarde a la ciudad asturiana. La muestra reúne material inédito de los menores que fueron evacuados a la Unión Soviética durante la Guerra de España y ha recorrido durante el año pasado diversas ciudades, tanto españolas como rusas. En la misma se puede ver una selección de toda la documentación que han logrado recopilar tanto la Asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE) como el Centro Español de Moscú, con ayuda del Arxiu Nacional de Catalunya. Se trata del numeroso material que los propios Niños de la Guerra tenían en su local de reunión en Moscú y que han ido reuniendo desde el inicio de su exilio hasta la actualidad. Fotografías, cartas, fragmentos de memorias escritas por los propios protagonistas, informes de los maestros que les educaron y una serie de artículos relativos a los 3.000 niños evacuados desde Asturias, Cantabria y el País Vasco, evocarán en los asistentes gijoneses más ancianos que visiten la exposición uno de los capítulos que más conmovieron a este Lazarillo durante su niñez, mientras pescaba en las dársenas del puerto de El Musel, marcado desde entonces y para siempre por este doloroso pasaje de nuestra intrahistoria.

DdA, XII73199

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario