martes, 12 de enero de 2016

LA CUP DENUNCIÓ A PUIGDEMONT


Lazarillo

Leo la noticia en la edición del día de la fecha de La Vanguardia, diario generalmente bien informado,  y me reafirmo en el pesar que me están ocasionando las últimas páginas de la historia de Cataluña. Carles Puigdemont y Casamajó, el hasta hace poco alcalde de Gerona desde 2011 (con escasa sensibilidad social) y próximo president de la Generalitat gracias a la colaboración en última instancia de la CUP, fue denunciado por los concejales de la CUP por haber nombrado a dedo a varios cargos de confianza para las áreas técnicas de aquel Ayuntamiento, sin el preceptivo concurso público. Los anticapitalistas criticaron que CiU, con el apoyo de ERC (Junts pel sí uno y otro partido), incorporó ocho trabajadores a varias áreas municipales el mismo año en que Puigdemont fue elegido alcalde. Alguno de los sueldos ascendía a la nada módica cantidad de 70.000 anuales. Según denunció la CUP, este tipo de prácticas contractuales se llevaron a cabo de forma habitual desde el gobierno de Puigdemont, llegando incluso a aumentar las partidas presupuestarias para dichas contrataciones. ¿Es esa la Catalunya lliure que el nuevo y honorable president proclama desde su nuevo cargo al frente del gobierno de su país?

DdA, XII/3182 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario