miércoles, 25 de noviembre de 2015

DE LAS BRAGAS Y EL TANGAS AL MASAJE: MOTOS ENTREVISTA A RIVERA

En la anterior entrevista entre Motos y Rivera hablaron de bragas y tangas, con cebolla o sin cebolla (la tortilla), a oscuras o con luz (el polvo).

Lazarillo

Circula por las redes una biografía de Pablo Motos según Pablo que he tenido en cuenta para valorar el lamentable papel jugado por el presentador de El Hormiguero en su edición de ayer ante Albert Rivera. No porque se constate en la misma que Motos no es periodista y esté por lo tanto más a expensas de lo que le dictan sus guionistas, sino porque la superficialidad de la sinopsis casa con un presentador desenfadado y supuestamente libre de hacer las preguntas que le apetezcan. No lo hizo ayer y fue tan en extremo amable con el líder de Ciudadanos que hasta le llamó Pedro al despedirle, tras anunciar que sería Sánchez Pérez-Castejón, líder del PSOE, el próximo invitado. Podría haberle llamado Pablo, pero la entrevista que le hizo a Iglesias a primeros de este mes distó mucho del masaje propinado por los guionistas del programa a Rivera. ¿Se acuerdan de aquello que se decía al llegar las televisiones privadas a España con relación al pluralismo ideológico? Hubo quien se lo creyó. Miro hacía atrás y leo y veo que en la anterior entrevista entre Motos y Rivera hablaron de bragas y tangas, con cebolla o sin cebolla (la tortillas), a oscuras o con luz (el polvo).

+@El Hormiguero, un programa que sólo en apariencia es insustancial, ligero y cómico, pero que recoge, como todo lo masivo, los prejuicios, taras y conservadurismos de nuestro momento y nos los entrega amplificados. Léase a Daniel Bernabé, La Marea.

DdA, XII/3139

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario