jueves, 19 de noviembre de 2015

COMO JOVEN MILITANTE QUE FUE DE NUEVAS GENERACIONES, RIVERA REPITE SOBRE SIRIA SU POSTURA SOBRE IRAK



Félix Población

Recuerdo hoy una información publicada por El Confidencial en abril de este año en la que, remontándose a finales de noviembre de 2006 y al objeto de salir al paso de anteriores rumores o noticias acerca de una posible y anterior militancia política, la secretaría de prensa de Ciudadanos afirmaba que la única militancia de su líder había sido hasta entonces en el sindicato UGT. En esas fechas, el citado partido acababa de conseguir sus tres primeros escaños en el Parlament de Cataluña y se quiso dejar claro que Rivera nunca había militado en ningún partido político, ni había pagado cuota alguna por ello, ni tenido carnet por ello. 

Pues bien, trece años después de haber suscrito el correspondiente impreso de afiliación en las Nuevas Generaciones del Partido Popular, El Confidencial ofrecía en el mes de abril de 2015 el documento que lo acredita y que lleva por fecha el 10 de septiembre de 2002, con los correspondientes avales de dos militantes según prescriben los estatutos del PP. Respecto a la forma de pago de las cuotas establecidas por la rama juvenil del Partido Popular en la ficha de Albert Rivera aparece que lo pagará con periodicidad “anual” y en “caja” por una cantidad de 30,0 euros cada doce meses. La obligatoriedad de dejar en el fichero de las NNGG una fotocopia del Documento Nacional de Identidad, Alberto Carlos Rivera Díaz lo hace mediante el carnet de conducir que también adjunta El Confidencial en esta misma información. 

Se podrá decir que don Albert ha evolucionado hacia el centro izquierda desde entonces, pero es innegable que la ocultación de la esa militancia no le va a venir bien ni con los electores que se han creído la añagaza  del centro-izquierda, ni con los posibles votantes que Ciudadanos pueda recolectar entre los que se hayan decepcionado con el Partido Popular, hartos de corruptelas e ineptitudes.

A la vista de los testimonios aportados y las intenciones expuestas por don Albert en los últimos días respecto a su apuesta por una intervención militar en Siria, más parece que Rivera se identifica con el joven militante de Nuevas Generaciones que apoyó en su día al presidente Aznar y condujo a España a participar en la invasión de Irak. Aquello trajo como consecuencia una mayor inseguridad en Oriente Medio y el más grave atentado terrorista en la historia de Europa (Madrid, 11-M, 2004). Conviene que se tenga en cuenta esto último, aunque el monumento a las víctimas de aquella masacre se haya venido abajo sin que al parecer se haya reparado en ello hasta la nueva masacre de París.

PUNTOS DE PÁGINA


DdA, XII/3135

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario