miércoles, 21 de octubre de 2015

¿POR QUÉ EL EJÉRCITO DE CHILE OCULTÓ LAS FOTOGRAFÍAS DEL CADÁVER DE ALLENDE EN "LA MONEDA"

“Este trabajo ha sido posible gracias a las enseñanzas del
médico criminalista Hernán Lechuga Farías**, una merced
que nunca debo dejar de agradecerle”.

 Julián Aceitero Gómez*

En el sumario de la reciente investigación judicial sobre la muerte del presidente Allende [1] se constata que el Ejército ocultó no solo el rollo con los 37 negativos correspondientes a las fotografías tomadas el 11 de septiembre de 1973 en el sitio donde se hallaba su cadáver, sino también los cinco juegos de copias fotográficas que fueron obtenidos de aquel rollo ese mismo día [2]. Cuando el perito forense allí concurrió para tomar las fotografías, el Ejército ya había propalado el suicidio del presidente Allende [3] y las ocultó, por lo que es posible que el análisis de las mismas revelase algún aspecto del cadáver que cuestionara su suicidio.
No obstante, algunas de aquellas fotografías han sido divulgadas en documentales emitidos por grandes medios de comunicación, lo que ha permitido su captura y así analizarlas en el presente trabajo:
[NdR: para ver con nitidez las imágenes que se muestran a continuación haga una vez clic con el botón izquierdo del mouse sobre la imágen]
Foto A
La Fotografía 1416/73-A [4], en adelante referida como foto A, de la que se afirma que fue sustraída a la Dirección General de Investigaciones a finales de 1973 [5], muestra grosso modo la ubicación de las partes del cadáver de Allende sobre un sofá Dagoberto de dos cuerpos [6]: La cabeza apoya su lado derecho contra el respaldo del sofá, el tronco se apoya en el cojín izquierdo –sur- del asiento del mismo, de tal modo que su costado derecho está a la altura de donde dicho cojín se junta con el derecho -norte- y los bordes externos de los zapatos se apoyan en el suelo.
MusloEn este detalle de la foto A se observa el dorso de la mano derecha y la hombrera derecha de la chaqueta apoyándose a la altura de los bordes anterior y posterior, respectivamente, del asiento del sofá. Y puesto que la distancia entre aquellos bordes -profundidad del asiento- era de 0,50 m (6), la longitud hombro-mano del cadáver de Allende sería, aproximadamente, la misma. Dicha longitud (0,50 m) indica que su codo derecho estaba flexionado, porque si hubiera estado extendido, la longitud hombro-mano habría sido de 0,78 m, que es la que corresponde a la altura de Allende -1,73 m- [7], y aquella mano habría sobrepasado con creces el borde anterior del asiento del sofá.
Pero el codo derecho del cadáver de Allende no se observa en la foto A. ¿Por qué? La observación de la misma suscita la posibilidad de que aquel codo estuviera debajo del abrigo plegado y/o del fusil AK con culata plegable que ahí se aprecian: La observación del abrigo plegado sobre el asiento del sofá, cuya presencia ahí resulta extraña, porque lo habitual habría sido que estuviera colgado en una percha, no permite confirmar ni refutar que debajo del mismo estuviese el codo derecho. Dicha observación y los datos de aquel sofá Dagoberto (6) permiten deducir no solo que debajo del abrigo estaba la juntura de los dos cojines del asiento de dicho sofá, sino también que el espesor (altura) del cojín izquierdo -sur- de dicho asiento, debido al peso del cadáver de Allende que allí estaba apoyado, era inferior al del cojín derecho -norte- del mismo asiento. En consecuencia, si aquel abrigo no hubiera estado ubicado allí al tomar la foto A, ésta no habría mostrado la mano derecha de aquel cadáver apoyada sobre los pliegues del abrigo ni sobre el cojín izquierdo -sur-, sino suspendida en el aire.
El fusil AK con culata plegable que se observa en aquella fotografía fue colocado sobre el cadáver de Allende, concretamente sobre su abdomen y su antebrazo derecho, y sobre el cojín derecho del asiento del sofá. En efecto, el perito que tomó aquellas fotografías preguntó por qué el fusil estaba “en dicha posición”, según consta en su reciente declaración judicial [8], y el testigo Patricio Guijón Klein le respondió que así él lo colocó luego de retirarlo de la posición en la que había quedado tras dispararlo el presidente Allende contra sí mismo. Aquel cambio de la posición del fusil relacionado está ilustrada en los dos croquis siguientes [9]:
Dos croquisLa manga derecha de la chaqueta del cadáver de Allende dibujada en el último de aquellos croquis se asemeja a un cilindro “recto”, cuya observación sugiere que el codo correspondiente no estaba flexionado, sino extendido, es decir, lo contrario de lo deducido antes en el presente trabajo. Para dirimir dicha discrepancia, hay que saber en primer lugar el motivo por el que el cilindro “recto” que representa aquella manga tiene una longitud muy inferior a la de la manga izquierda, como es evidente en la siguiente imagen de dicho croquis:
Croquis 15254
La comparación de las extremidades superiores dibujadas en aquel croquis induce a creer que Allende padecía un acortamiento significativo de la derecha, pero dicho padecimiento no se observa en las incontables fotografías y decenas de documentales que ilustran su vida hasta el 11 de septiembre de 1973 ni tampoco consta en el informe de su autopsia practicada ese mismo día (1). No obstante, el acortamiento de la extremidad superior derecha del cadáver de Allende dibujado por el planimestrista Ossandón Carvajal se ha tratado de constatar en las fotografías que del mismo entonces se tomaron y han sido divulgadas:
Foto 1416
La Fotografía 1416/73-I [10] muestra la manga izquierda de la chaqueta del cadáver de Allende, desde su bocamanga hasta la altura del codo correspondiente, pero no muestra la manga derecha de la misma.
Foto Detalle
En la misma fotografía, pero con mayor detalle, la manga derecha de la chaqueta tampoco se observa, apreciándose en su lugar un “blanqueamiento” de bordes indefinidos que imposibilita observar lo que ahí hubiera cuando se tomó. Aquel “blanqueamiento” fue causado por un error técnico al tomar la fotografía o por una manipulación al obtener aquella copia de la misma, pudiéndose resolver dicha disyuntiva mediante la simple observación de su negativo [11]. Sin embargo, dicha observación es imposible porque aquel es uno de los 37 negativos que constituían el rollo que el perito fotógrafo Contreras Riquelme y el Jefe del Laboratorio de la Policía Técnica, Luis Raúl Cavada Ebel, entregaron, ilegalmente, a un “Oficial del Ejército” para su ocultamiento (2).
Es obvio que el delito de ocultar aquella prueba o evidencia penal debe tener un porqué, que en el caso concreto del negativo de la foto I pudo ser impedir la observación de la ubicación y de la posición del codo derecho del cadáver de Allende sobre el sofá Dagoberto que ahí hubieran quedado impresionadas.
Después de retirar dicho cadáver de aquel sofá y colocarlo sobre una camilla de lona, se tomó la Fotografía 1416/73-W [12]:
Foto Camilla
La observación en aquella fotografía de la extremidad superior derecha del cadáver de Allende descarta su acortamiento y, en consecuencia, que esté representada acortada en aquel croquis es una adulteración, cuyo análisis revela que la posición y la ubicación del codo correspondiente ahí dibujadas eran falsas, como se demuestra en la siguiente nota [13].
Las consideraciones recién expuestas acerca de la posibilidad de que el codo derecho del cadáver de Allende estuviera debajo del abrigo plegado y/o del fusil AK con culata plegable, siendo así inobservable en la foto A, apuntan a que tanto la ubicación como la posición de aquel codo fueron ocultadas y adulteradas en el peritaje fotográfico y en el peritaje planimétrico, respectivamente, por lo que sólo cabe deducirlas. Con tal finalidad y basándose en la foto A, se han reproducido en un “modelo anatómico” de 0,30 m de altura, que representa el cadáver de Allende -1,73 m de altura- (7), la ubicación y la posición de sus diferentes partes sobre una maqueta de un sofá Dagoberto de dos cuerpos, cuyas dimensiones son proporcionales a las de aquel modelo: Así se ha deducido que el codo derecho de dicho cadáver sólo pudo haber estado ubicado entre las caras mediales de los dos cojines del asiento del sofá, apoyado en el soporte de los mismos y flexionado. Los datos que sustentan aquella deducción se exponen e ilustran en la nota siguiente [14].
La ubicación del codo derecho del cadáver de Allende entre las caras mediales de los dos cojines del asiento del sofá, apoyado en el soporte de los mismos y flexionado, parece ser inconsistente con que él, estando ahí sentado, se hubiera asestado un disparo, es decir, cuestionaría la versión de su suicidio propalada por el Ejército. Así pues, la confirmación o la refutación de aquella inconsistencia debe ser objeto un nuevo trabajo.

*El autor, Julián Aceitero Gómez (Córdoba -España-, 1955), que ha publicado algunos de sus artículos sobre la misma materia en este DdA, es doctor en Medicina y autor de varios trabajos basados en el estudio de la Causa Rol No. 77/2011 del 34º Juzgado del Crimen de Santiago de Chile sobre la muerte del presidente Salvador Allende Gossens, que han sido incorporados a dicha Causa por la parte querellante ADDHEE Ong & COGEMAR.

(**) Hernán Eusebio Lechuga Farías (Santiago,-Chile, 1941) es médico cirujano titulado por la Universidad de Chile. Se desempeñó como Perito Examinador Policial, luego como Médico Examinador Policial y, finalmente como Médico Jefe de la Sección de Médicos Criminalistas de la Brigada de Homicidios de la Dirección General de Investigaciones de Chile. Fue Profesor de Medicina Criminalista en la Escuela Técnica de Investigaciones y, actualmente, es Subprefecto en retiro de esa Institución y se desempeña como Perito en Medicina Forense de la Corte de Apelaciones de Santiago. Es coautor del libro “Medicina Legal” del Dr. Alberto Teke Schlicht y Magíster en Criminología. Egresado de Derecho de la Universidad Bolivariana.
NOTAS
[1] Causa Rol 77/2011 del 34º Juzgado del Crimen de Santiago de Chile. Instructor: Magistrado Mario Carroza Espinosa. Fecha de apertura: 25/01/2011. Fecha de Sobreseimiento Total y Definitivo: 13/09/2012.
[2] Artículo “Las fotografías tomadas en el sitio donde se encontraba el cadáver de Allende no se han peritado en la indagatoria judicial sobre su muerte”. Publicado por piensaChile el 28/09/2014. Disponible en: http://piensachile.com/2014/09/las-fotografias-tomadas-donde-se-encontraba-el-cadaver-de-allende-se-han-peritado-en-la-indagatoria-judicial-sobre-su-muerte/
[3] Recién acaecida la muerte del presidente Allende, en torno a las 14 h (1) del 11 de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas propalaron su versión de que se había suicidado, según consta en una grabación sonora en la que el almirante Carvajal informa al general Pinochet que Allende se había suicidado: “THEY SAID THAT ALLENDE HAD COMMITTED SUICIDE”. Esta grabación es propiedad de la revista “Análisis”, ha sido transcrita en el libro Interferencia Secreta de la periodista Patricia Verdugo y se puede escuchar en el documento sonoro Las últimas horas de Salvador Allende de Francisco J. Navarro, disponible en el vínculo:
Un Detective y un Inspector de la Brigada de Homicidios, junto a varios peritos del Laboratorio de la Policía Técnica, entre los que se encontraba el fotógrafo Julio Navarro Labra, concurrieron al sitio donde se encontraba el cadáver del presidente Allende a las 16:20 h, según consta en el Parte Policial de aquel Detective, Julio Navarro Labra, que figura en las fojas 1532-1535 de la Causa Rol 77/2011 (1).
[4] La fotografía 1416/73-A del Cuadro Gráfico Demostrativo del sitio del suceso, tomada del documental “¿Quién disparó a Salvador Allende?” del programa “La noche temática de tve”.  La fotografía está reproducida en el minuto 45 y, aproximadamente, su segundo 51:

[5] Artículo “Revisión de una historia adulterada: Fue ‘otra’ el arma suicida de Allende”. Camilo Taufic. Publicado en “elclarin.cl” el 10 de septiembre de 2006. Está disponible en: http://www.surysur.net/revision-de-una-historia-adulterada-fue-otra-el-arma-suicida-de-allende/
[6] Los datos del sofá sobre el que se encontraba el cadáver de Allende están expuestos en la nota 14.
[7] Libro Las muertes de Salvador Allende. Una investigación crítica de las principales versiones de sus últimos momentos. Hermes H. Benítez. Santiago. RIL editores, ISBN: 956-284-497-8, 2006
[8] Declaración judicial de 4 de julio de 2011 del comisario (r) de la Policía de Investigaciones Julio Contreras Riquelme acerca de su peritaje fotográfico del sitio donde se encontró el cadáver del presidente Allende. Consta en fojas 1106 a 1109 de la Causa Rol 77-2011 (1).
[9] Los croquis 15253 y 15254. En las fojas 65 y 66, respectivamente, de la copia del Proceso Rol No. 1032/73 entregada por el brigadier (r) del Ejército Joaquín Erlbaum Thomas al Instructor de la Causa Rol 77-2011 (1). Dicha copia se encuentra bajo custodia del Tribunal como Anexo No. 9-2011 y sus 291 páginas fueron fotografiadas por el LACRIM, resultando el Anexo No. 31-2011 de la misma Causa. Hay que denunciar que los croquis de dicha copia son de pésima calidad técnica, por lo que los reproducidos en el texto están tomados de Archivos de Chile, disponibles en: http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-balistico-Allende.pdf
[10] Esta imagen es un montaje resultante de la unión de tres imágenes captadas durante la exhibición de la fotografía 1416/73-I del Cuadro Gráfico Demostrativo del sitio del suceso en el documental “¿Quién disparó a Salvador Allende?” del programa “La noche temática de tve”. . La fotografía se reproduce entre el minuto 44 y, aproximadamente, su segundo 57, y el minuto 45 y aproximadamente, su segundo 11 del siguiente video:

[11] La respuesta a qué causó el “blanqueamiento” en aquella parte de la foto I requiere solo la observación de su negativo: Si en éste se observara un “ennegrecimiento” que se correspondiera con el “blanqueamiento” de dicha foto, la causa del “blanqueamiento” habría sido que al tomar la fotografía ahí incidió un exceso de luz (por ejemplo, el fogonazo de un flash), es decir, se trataría de un error técnico. Por el contrario, si en el negativo no se observara el “ennegrecimiento” correspondiente a aquel “blanqueamiento” de la foto I, éste habría sido el resultado de una exposición lumínica insuficiente durante el procesado de la misma, es decir, se trataría de su adulteración.
[12] La fotografía 1416/73-W del Cuadro Gráfico Demostrativo del sitio del suceso está tomada del documental “La Duda”, realizado por la periodista Paulina de Allende Salazar y emitido por la Televisión Nacional de Chile el 30 de mayo de 2011.
[13] La foto A (4) y los croquis reproducidos en la nota siguiente (14) permiten señalar en el croquis 15254 los bordes anterior y posterior del asiento del sofá, distanciados 0,5 m, a cuya altura se ubican la mano derecha y la hombrera de la chaqueta del mismo lado, respectivamente, siendo pues la longitud hombro-mano de aproximadamente 0,5 m:
Foto Codo
El codo correspondiente ahí representado está extendido y apoyado sobre el asiento del sofá, siendo tanto la posición como la ubicación falsas. La falsedad de la posición es incontrovertible porque, como ya se ha comentado en el texto de este trabajo, la longitud de sólo 0,5 m entre el hombro y la mano del cadáver de Allende indica que debía estar flexionado. Y estando flexionado, el codo pudo estar ubicado apoyándose en el asiento del sofá, pero si así hubiera ocurrido, tendría que haber sido dibujado conforme al siguiente esquema:
Foto Codo Flexionado
[14] Reproducción de los croquis en los que se representa el sofá sobre el que se encontraba el cadáver de Allende:
Croquis Nota 14
Los croquis 14256 y 15255. En las fojas 68 y 67, respectivamente, de la copia del Proceso Rol No. 1032/73 (9) instruido por el Fiscal miltar Erlbaum Thomas.
Hay que denunciar que los croquis de dicha copia del proceso militar son de pésima calidad técnica, por lo que los que se muestran en el texto están tomados de Archivos de Chile, disponibles en: http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-balistico-Allende.pdf
Foto Sillón
Fotografía “El testigo silencioso”, tomada por Horacio Villalobos, en la que se aprecian restos de masa encefálica del cadáver de Allende en el cojín izquierdo –sur- del asiento del sofá Dagoberto y en el respaldo del mismo, contra el que el lado derecho de su cabeza había estado apoyado. Está disponible en: https://www.flickr.com/photos/28047774@N04/5173649706
Los datos anteriores de aquel sofá y los observados del mismo en la foto A (4) sustentan la ilustración siguiente:
Soporte
                                        SOPORTE DE LOS COJINES

Vista Superior
La ubicación y la posición de las diferentes partes del modelo anatómico sobre la maqueta del sofá acorde, aproximadamente, con las representadas en el croquis 15255:
Reproducción Parcial
Detalles del sofá Dagoberto, tomados del croquis arriba reproducido, para comprender la posición del modelo anatómico sobre el mismo:
Detalles Dagoberto
La imagen del lado derecho del modelo anatómico colocado sobre la maqueta del sofá, del que no se representa la parte abatible ni la parte fija de su lateral derecho, para que sea observable la cara lateral derecha del cojín derecho –norte- y el soporte de los cojines, respectivamente:
Cara Lateral
En la imagen anterior el codo derecho y las partes próximas al mismo del brazo y del antebrazo no se observan, porque se encuentran entre las caras mediales de ambos cojines (derecho e izquierdo) del asiento.
Cara Lateral Norte
En la imagen anterior “se ha retirado” el cojín derecho -norte- del asiento y se ve la ubicación de los segmentos del miembro superior derecho (hombro, brazo, codo, antebrazo y mano) en relación con el sofá, debiéndose resaltar que el codo está flexionado y apoyado en el soporte de los cojines. La mano está a la altura del borde anterior del cojín izquierdo –sur- del asiento del sofá porque el codo, ubicado entre las caras mediales de los dos cojines del asiento del sofá, está flexionado, disminuyendo así la distancia hombro-mano, porque si el codo se extendiera en el plano del asiento, la mano sobrepasaría el borde anterior del asiento del sofá. Los datos que sustentan la última afirmación son mostrados aquí:
Hombre Muñeca Codo
Y aquellos han de compararse con el dato de la profundidad del asiento del sofá -distancia entre sus bordes anterior y posterior-: 0,50 m.

Otros artículos sobre el tema, del mismo autor:


El hallazgo del fusil en las manos de Allende como indicador de suicidio en el reciente informe forense
por Dr. Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 10 diciembre, 2011

Lo que los lentes de Allende nos permiten ver
por Julián Aceitero Gómez y Hermes H. Benítez (*)
Publicado el 9 septiembre, 2013

La falsificación del informe de la autopsia de Allende
por Dr. Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 9 diciembre, 2013


La Corte Suprema ante la falsificación del informe de la autopsia de Allende
por Dr. Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 1 febrero, 2014


La acreditación por el Poder Judicial del proceso militar sobre la muerte de Allende es una farsa
por Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 22 marzo, 2014

Las falsedades del Informe del sitio donde se halló el cadáver de Allende
por Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 6 abril, 2014

La falsedad de la ilustración sumarial de la posición en que fue hallado el cadáver de Allende
por Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 18 mayo, 2014




¡El Servicio Médico Legal simuló el peritaje de fotografías de la autopsia de Allende !
por Julián Aceitero Gómez (España)
Publicado el 11 octubre, 2014


DdA, XII/3111

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario