sábado, 4 de julio de 2015

EL CHANTAJE A GRECIA

Miguel Urbán

El jueves pasado pude preguntarle a Danièle Nouy, presidenta del Consejo Supervisor del BCE, que se encarga de controlar a la banca privada europea. Mi pregunta fue muy sencilla: si su Consejo había aconsejado a la banca griega reducir su exposición a la deuda pública griega. Su negativa a contestar y su estado visiblemente alterado cuando le exigí una respuesta, equivalen a una confesión de culpa.
Si efectivamente el BCE está recomendando a los bancos griegos que no compren deuda griega, esto supone un elemento más del grave chantaje que las instituciones europeas están ejerciendo contra el Estado griego con el objetivo de arruinarlo y dar una lección ejemplar a los pueblos de Europa. Es, en este caso además, una grave vulneración del mandato del Consejo Supervisor, ya que contribuir a la asfixia del único Estado que podría sostenerles en caso de insolvencia es de hecho una acción suicida para los propios bancos griegos, sobre cuya estabilidad debería velar la señora Nouy. La rabia que los jerarcas europeos sienten contra la acción ejemplar del gobierno griego es propocional a la furia con la que vulneran tratados y quiebran la ley con el objetivo de derrocarlo.

DdA, XII/3018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario