viernes, 29 de mayo de 2015

EL PARTIDO POPULAR Y EL VOTO DE LOS DIFUNTOS


Félix Población

Sabíamos del voto cautivo, que nombra el caudal electoral propio, más o menos fijo y estable con que cuentan los partidos políticos en las urnas cada vez que hay elecciones. Este tipo de papeleta es el que corresponde a los afiliados y simpatizantes más entregados, capaces de apoyar a su partido en las más adversas circunstancias. Su adhesión tendría algo de fe religiosa si no concurriesen con harta frecuencia intereses derivados del ejercicio del poder que ese partido puede llegar a ocupar y repartir. También concurren, ciertamente, afinidades ideológicas, simpatías personales por el líder o líderes y otros vínculos derivados de la tradición familiar. Lo que no sabíamos hasta hoy es que, además del voto cautivo, hay otro voto difunto que puede contar en sentido contrario para justificar las razones por las que el Partido Popular perdió en Galicia hasta ciento noventa mil sufragios el pasado domingo. Según el presidente de la Xunta y delfín dicen de don Mariano el Simple, la derrota de su partido se debe en parte a que cien mil de esos votos corresponden a votantes difuntos. Cabe preguntarse, ante semejante argumento, si el señor Núñez Feijóo echa en falta el voto de los ausentes por la ausencia de su partido de la realidad o porque avista al PP haciendo méritos para su deceso.

DdA, XII/3016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario