miércoles, 29 de abril de 2015

DOS AÑOS DESPUÉS: PENÚLTIMO DÍA DE ANTONIO ARAMAYONA ANTE EL PORTAL DE LA CONSEJERA DE EDUCACIÓN DEL GOBIERNO ARAGONÉS

Antonio Aramayona

“Penúltimo día, Antonio”, saluda Mairena a modo de ‘buenos días’. “Gracias, hermano”, le contesto, y siento que brinca algo dentro de mí, cargado de recuerdos y emociones. 692 días desde el 3 de junio de 2013 troquelan cualquier vida. Dos horas diarias, de lunes a viernes, en el mismo trocito de calle y de portal, acostumbrado ya a la desnudez en que te deja la mirada del transeúnte. 
Soledad compartida con tant@s. “¡Soledad! ¡Las otras soledades!”, en cuyo pecho se degusta con particular fruición la amistad y la compañía de cada día en el portal de la Consejera aragonesa de Educación.
Contemplo en el recibidor de mi casa la silla de ruedas motorizada de un perroflauta, desvencijada, con decenas de costuras abiertas, con sus ruedas desgastadas después de tantos kilómetros (¡cuántas ruedas, cuántas baterías, cuántas horas sentado inmóvil en ese portal!). Me contemplo en el espejo de la entrada de mi casa, más viejo, más cansado, más enfermo. Creí que cada invierno o cada verano pasado a la intemperie me engulliría entero, arrancándome la vida. He sobrevivido. ¡Gracias a la vida que me ha dado tanto!
Marisol confeccionó un cuadro admirable en el que están los rostros de centenares de personas que estuvieron allí, reivindicando con orgullo y pasión la escuela pública y laica. Hoy ese cuadro está en el pasillo de mi casa y vive dentro de mí y a él se han añadido otras tantas personas que han acudido durante este segundo año cuando pudieron y quisieron al portal de la Consejera de Educación. ¡Gracias! ¡Gracias!
Se agolpa una multitud de imágenes también en las identificaciones de la policía (¡tantas!) a pie de portal, las sanciones, el juicio… Ahora raro es el coche de la policía que no saluda a los perroflautas del portal de la Consejera. Siento también la misma gratitud a todas y cada una de las abogadas (casi todas de la Asociación Libre de Abogad@s de Zaragoza, ALAZ) que nos defendieron, asesoraron y apoyaron generosamente en juicios, sanciones y litigios. El vecindario que vive en el mismo portal 26 de la calle Alfonso, que han puesto de manifiesto su educación, su cordialidad con nosotr@s.
“Penúltimo día, sí, Juan de Mairena”, exclamo, saliendo de mis pensamientos y recuerdos. “Tras mañana, vendrán quizá otros días, otros portales, y el mismo bregar y el mismo pelear y el mismo soñar”.Sí, Mairena, claro que sí”, le respondo.
Dulce y raro día este penúltimo día en el portal de la Consejera aragonesa de Educación. ¿Mañana? Una incógnita queda abierta, más cuando un furgón de la policía ha estado esta mañana observándonos durante un rato, detenido. Por si fuera poco, una joven del Opus Dei ha expuesto con pasión sus puntos de vista; finalmente, se ha despedido con un “rezaré por usted”. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario