miércoles, 8 de abril de 2015

LOS 25 DE RAJOY Y SUS AMIGOS, Y LOS LIBROS DE HISTORIA DE CANTÓ


 Félix Población

Ayer tuvimos oportunidad de escuchar por enésima vez unos cuantos fragmentos de la gastada fraseología que ha hecho viejo y hasta pútrido el discurso político al abuso, del que por higiene han de huir los ciudadanos que no quieran superar los índices soportables de grima y hastío. El primero en emplearlo fue el presidente plasmado, que babeó sobre los éxitos de su gobierno, convencido acaso de que con un maquillaje un poco mejor de los resultados económico a finales de año podría hasta ganar unas elecciones generales. Nada importa que la corrupción enlode a su partido y que la mayoría de los empleos creados sea a tiempo parcial. Esos -según Rajoy- son enredos que sólo interesan a 25, siendo cuatro millones y medio los españoles que siguen sin trabajo.

Martínez Pujalte, el portavoz de Economía del PP en el Congreso, tiene claro que ninguna fiebre de desunión afecta a su partido, tal como dijo don Mariano, sino que hay compañeros que son más o menos amigos del jefe y como es previsible que el Partido Popular venza en las próximas elecciones, lo que hacen es posicionarse ante el porvenir. Así de claro fue Pujalte, para que vean hasta qué punto interpretan en el PP el valor de la política como vocación de servicio, que diría el fundador Fraga.

Toni Cantó, el diputado de Unión, Progreso y Democracia, ha decidido no presentarse como candidato a la presidencia de la Generalitat de Valencia por disentir con Rosa Díez, empeñada en mantenerse al frente de un partido que toca fondo tras su debacle en las elecciones andaluzas. Consiguientemente ha renunciado también a su acta de diputado. Dice Cantó que le apetece el retorno al teatro y que es partidario de que UPyD confluya con Ciudadanos. Yo a esto último lo llamaría oportunismo demoscópico, porque creo recordar que no se expresó en ese sentido cuando ambos partidos se reunieron con tal fin y se mantuvo fiel a su admirada lideresa.

Cantó, con todo, ha querido ser algo más que amable con Rosa Díez y se ha pasado en el ditirambo, aun reconociendo su actitud equivocada. La historia suele ser muy cicatera con los políticos y no creo que Díaz pueda figurar en los libros que la estudian. Mucho menos como protagonista del cambio. Como no sea el que ella misma protagonizó pasando del PSOE a UPyD. Su exceso de protagonismo a la cabeza de este partido lo llevará a su disolución. ¿Cuál habrá sido entonces su "histórico papel"?

@Luisa Fernanda Rudí, 83.000 euros por entrevista.

Del Tuiterío



                                                     DdA, XII/2970                                           

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los votantes del PP no votan, fichan, que diría El Roto, y en eso confía Rajoy para sacar los votos necesarios para seguir en el poder. En caso de auxilio, ahí está Ciudadanos. Mientras, la izquierda desunida, como siempre.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario