miércoles, 22 de abril de 2015

ANDRÉS LIMA: EL 21% DE IVA HA DESTROZADO EL TEJIDO DEL TEATRO


Andrés Lima*

No voy a aportar datos, ni números, ni estadísticas, ni previsiones de futuro, ni análisis del pasado. Ya hay muchos y buenos. Sólo voy a quejarme.
El 21% de IVA ha destrozado el tejido de esta profesión llamada teatro. Un tejido creado poco a poco desde hace años, que ha dignificado esta profesión y la ha colocado donde debe estar: como fuente de trabajo de todo un sector, el Espectáculo.
Teatros, cabarettes, bares, microteatros, boîtes, cafés teatros, centros culturales, espacios alternativos y todo lugar donde se celebre el hecho teatral, se están vaciando. De público y de trabajadores.
Espectáculos cada vez con menos recursos.
Artistas mal pagados o autoexplotados.
Inestabilidad en las compañías.
Reducción de producción en las grandes empresas del espectáculo.
Temor en la elección de temas que dificulten la venta.
Ausencia de riesgo en las propuestas.
Menos producciones contemporáneas.
Menos presencia femenina en las propuestas.
Menos presencia en general en las propuestas.
Menos presencia o dinero para los oficios complementarios del teatro:
Menos dinero en escenografía y vestuario
Todo se soluciona con la luz, pero hay menos iluminadores o no se soluciona o no se ve.  Y etcétera, etcétera, etcétera.
Y así con cada eslabón de esta cadena llamada Teatro.
Parece broma, pero en una profesión de tejido tan endeble lo mismo vale un roto que un descosido, y si los presupuestos aprietan se amateuriza todo lo que no se conoce o respeta del todo, y estoy hablando de los productores de este país, incluido yo mismo, que tendemos a devaluar lo que nos sale caro. No es una acusación, los productores de este país están haciendo el esfuerzo más grande desde hace mucho tiempo, pero es una cadena.
Del productor al distribuidor y de éste al programador, que ha puesto de moda la frase "… y por supuesto no hay dinero “. Y es que no hay dinero. Sobre todo si el impuesto te trata como artículo de lujo. Si cada gremio del teatro tuviera sus derechos, no sucedería así. Y esa es la impresión que me da; que con el 21% de IVA pisotean muchos derechos que ni siquiera tenemos regulados, se nos ahoga sin saber exactamente de dónde viene el agua. El agua se filtra por todas partes, pero se regula desde la administración. Y el 21% no es justo, si lo que quieres es defender la cultura, el teatro.
Otra cosa es que no quieras. 

*Andrés Lima es actor, director y productor teatral, y en este momento prepara una versión de Medea en el teatro de la Abadía de Madrid.

CTXT  DdA, XII/2983

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario