miércoles, 25 de marzo de 2015

LA FANTOCHADA DE FELIPE GONZÁLEZ EN VENEZUELA PUEDE CREAR UN CONFLICTO INTERNACIONAL


Fernando de Silva 

Por todos es conocido el odio que Felipe González profesa sobre Podemos, hasta llegar a comparar hace unos meses  a esta formación política con la extrema derecha de Le Pen,  la Venezuela de Hugo Chávez, y el Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo en Italia. Por eso no es de extrañar que ahora, con los parabienes del gobierno del PP, muestre su cara más hipócrita, y anuncie  que se encargará de la defensa de los "presos políticos" de Venezuela, consiguiendo con ello los titulares de portada de los principales medios de comunicación nacionales, incluso dejando en un segundo lugar la noticia de que el PP se lleva financiando de forma ilegal desde hace más de 18 años. Es una manera de colaborar con la estrategia de la derecha, que le viene muy bien al PSOE,  que consiste en no hablar de Podemos pero sí mucho de Venezuela, como fórmula para desgastar poco  a poco al partido de Pablo Iglesias. Los mensajes subliminares siempre han funcionado en este país, por lo que los partidos de la casta confían en que en esta ocasión también ocurra.

Pero no nos dejemos equivocar, Felipe González no va a ser defensor de nadie, entre otras cosas porque, que sepamos, por muy licenciado en Derecho que sea en España, no está habilitado para ejercer como abogado en Venezuela, al igual que le ocurriría a un letrado venezolano que quisiese ejercer en nuestro país, a quien le exigirían una previa convalidación de su título. Lo que sí pretende hacer  es reunirse  con los abogados de Leopoldo López y Antonio Ledesma, que estoy seguro sabrán hacer bien su trabajo sin injerencias de terceros. Eso sí, por lo escuchado esta mañana en la Cadena SER, lo único que va a conseguir el Sr. González es originar un innecesario conflicto internacional, para crear más caldo de cultivo contra Venezuela, inmiscuyéndose en las política interna de otro país, que en modo alguno va a beneficiar a los presos venezolanos.

Nos guste o no nos guste, Venezuela es un país democrático, gobernado actualmente por quien ha ganado unas elecciones. Sí es cierto que está sufriendo una crisis económica muy profunda, que  deben de resolver los propios venezolanos sin injerencias de terceros, como lo es el hecho de que durante décadas fue gobernada por una oligarquía que concentraba la mayor parte de la riqueza del país, a costa de que la mayoría del pueblo viviese al borde de la pobreza, y ahora las cosas parecen haber cambiado. Curiosamente las grandes fortunas del país, obtenidas gracias a la explotación de la clase trabajadora, han cambiado de destino, y lejos de haber sido destinadas a la recuperación de Venezuela, se han ido a otro lugar y ahora se encuentran en terceros países o en paraísos fiscales. Ésa, y no otra, es la cruda realidad, por mucho que critiquemos la poco presentable figura del presidente Maduro.

Lo curioso es que Felipe González siempre encontró sus amistades en Venezuela entre la oligarquía millonaria, la misma que está apoyando ahora al partido de la oposición; e incluso se llegó a decir -lo desconozco-  que tiene importantes intereses económicos en ese país. Por lo que ponerse ahora la chaqueta de pana para defender a los "perseguidos" parece extemporáneo y fuera de lugar. Lo que sí sería interesante  es conocer en dónde se alojará, y quién le financiará su estancia y "altruista" defensa. No me lo imagino trabajando gratis y costeando sus viajes.

Si el ya vetusto Felipe González quiere de verdad convertirse en un implacable defensor de los derechos humanos, le sugiero otros destinos más provechosos. Debería saber que en China miles de presos políticos desearían que fuese su abogado defensor; aunque también puede optar por algún país africano sometido a una severa dictadura, o por Corea del Norte, u ofrecerse a defender gratuitamente a los presos de Guantámano. Pero al insigne expresidente le gustan más las fantochadas, con riesgo mínimo y mucha publicidad;  al fin a al cabo lo que quiere hacer es política, pero de mentira, de esa que solo sirve para engañar al personal, como casi toda.
SinLaVenia/DdA, XII/2958

2 comentarios:

taldaund-dlun ronkondolargalass-turgo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

EEUU es el país con más presos del mundo, hace tiempo se hablaba de 2´3 mill ( 25% de la población carcelaria mundial, casi 1m más que China, con inferior población) podria intentar echar una mano a alguien por allí. Las cárceles son de gestión privada y no es fácil salir.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario