miércoles, 10 de diciembre de 2014

9 DE CADA 10 DIPUTADOS SE AUSENTAN DE LA VERDAD, LA JUSTICIA Y LA REPARACIÓN

Antonio Aramayona

Leo en el diario digital publico.es que el 90% de los diputados no acudirá a un acto de la víctimas del franquismo en el Congreso. Una excelente y fidedigna fotografía de lo que hay: PP, PSOE, CiU y UPyD se desmarcan. O lo que es lo mismo: nueve de cada diez “representantes del pueblo” tienen miedo a perder votos de la parte contratante de la primera parte. Por lo demás, los otros parecen muchos (Izquierda Plural, el Grupo Parlamentario Vasco y parte del Grupo Mixto), pero son solo un 10%, que es lo que tiene el sistema D’Hont a la hora de hurtar votos al pueblo que aún se resiste a votar a la derecha.
No se trata de un acto de exaltación de ETA, sino solo de una invitación a colaborar con la Justicia argentina que investiga los crímenes perpetrados durante el franquismo. A ese 90% se le presenta el acto como un conflicto generado por su complejo de Edipo irresuelto; es decir, criticar al franquismo es como matar al padre, lo cual tiene muchos perendengues en el subconsciente, que es donde se encierran las verdades más verdaderas. A ver si no, con quién estaban el capital, los terratenientes y la iglesia católica durante toda la sanguinaria dictadura franquista.
El señor Pedro Sánchez, sempiterno Ken sin Barbie, impoluto y atractivo donde los haya y hubiere, ya no habla ni dice. Su silencio y el de los suyos es una obscena indecencia teniendo en cuenta a todos los represaliados con muerte, exilio, cárcel y represión brutal por ese sapo iscariote, como denominó a Franco el poeta León Felipe Camino. Por su parte, el PP es coherente al respecto: ir al acto equivaldría a que alguien protestase y se criticase a sí mismo ante el espejo. Y UPyD y CiU simplemente se han quitado una vez más sus caretas.
Cito un párrafo de la noticia que no tiene desperdicio: “El acto, que dará comienzo a las 11 horas en la sala del Congreso Pérez Llorca, contará con la participación de los abogados de la querella argentina Carlos Slepoy, Ana Messuti y Jacinto Lara, y de las víctimas de la dictadura Andoni Txasco, que perdió la práctica totalidad de su visión en los asesinatos de Vitoria del 3 de marzo de 1976; Manuel Blanco Chivite, condenado a pena de muerte en septiembre de 1975 aunque finalmente no fue ejecutado; Soledad Luque, de la asociación de bebés robados; y Cecilio Gordillo, representante del colectivo de víctimas de trabajos forzados, entre otros”.   
Pero, ¿qué hemos hecho para merecer esto? Respuesta a la pregunta: NO HEMOS HECHO ABSOLUTAMENTE NADA (y seguimos sin hacer nada de nada…).

 

 DdA, XI/2867

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario