miércoles, 19 de noviembre de 2014

VICENÇ NAVARRO Y LA OTRA ESPAÑA DE LA MEMORIA SIN RECUPERAR

Lazarillo

A propósito de la Memoria Histórica, este Lazarillo quiere destacar el último fragmento del articulo del excatedrático de Economía Vicenç Navarro, publicado en la edición de hoy del diario Público.es, que versa sobre el resurgimiento de la otra España y en el que se refiere al discurso del líder de Podemos en el Paralemento Europeo, en el que Pablo Iglesias dijo sentir orgullo porque hubieran sido tropas republicanas españolas las que liberaron París del nazismo. Navarro da también una réplica contundente a las que califica de repugnantes declaraciones del escritor Javier Cercas, propaladas recientemente en el diario El País, por su desprecio a quienes siguen luchando por la recuperación de la Memoria Histórica y por cuantos permanecen enterrados en fosas y cunetas sin nombre, al pie del lugar en que fueron asesinados: 

"Cuando Pablo Iglesias, en su discurso en el Parlamento Europeo, indicó que estaba orgulloso de que hubieran sido tropas republicanas españolas las que liberaron París, era la voz que reivindicaba la otra España. No me imagino que ningún representante del gobierno español, fuera del PP o del PSOE, hubiera hecho tales declaraciones. Todo lo contrario, gran parte de los representantes españoles han estado ausentes o muy poco visibles en las ceremonias conmemorativas del fin de la II Guerra Mundial, ocultando o ignorando que la España republicana contribuyó a la derrota del nazismo y del fascismo en Europa.
La ausencia de una recuperación de la memoria histórica por parte de los gobiernos españoles ha sido uno de los datos más llamativos e indicadores de la baja calidad de la democracia española. Encuentro, por cierto, repugnantes (y no hay otra manera de decirlo) las declaraciones de Javier Cercas, el escritor y novelista más promocionado por el grupo PRISA y por El País, que en una reciente entrevista en dicho rotativo (15.11.14) define despectivamente a los grupos y personas que han continuado batallando bajo enormes dificultades por la recuperación de la memoria histórica, como parte de una floreciente industria, añadiendo que ello es parte de una manipulación generalizada, utilizando el caso de un conocido impostor que dirigió la Amical de Mauthausen, una asociación de prisioneros de campos de concentración nazis (sin haber estado nunca él mismo en ningún campo), como si la práctica de dicho personaje representara a todos los que luchan para recuperar la memoria histórica de los vencidos. En realidad, Javier Cercas ha sido un gran impostor al manipular la figura histórica del personaje principal de su novela Soldados de Salamina, a fin de promover su visión de aquella guerra, presentando el rechazo del republicano a apretar el gatillo del fusil para matar al fascista como el inicio de una supuesta reconciliación entre las dos Españas, descripción que causó la protesta del hijo real del republicano cuya vida fue manipulada por el novelista Javier Cercas (ver mi artículo “El olvido histórico: causas y consecuencias”, Público, 22.06.13). Ahora, como antes, concluye que todos somos responsables de lo que ocurrió, postura predecible de una persona, hijo de vencedores, que, generalizando, intenta diluir las responsabilidades. Hoy continúa promoviéndose una visión que intenta callar y marginar a la otra España que está hoy apareciendo.

Pero este movimiento de recuperación, de renacimiento y de reencuentro con la memoria histórica de la tradición republicana de la otra España, significa un momento histórico de enorme importancia para este país".

DdA, XI/2847

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario