lunes, 17 de noviembre de 2014

POR LA REHABILITACIÓN DE LA LÍNEA FÉRREA ENTRE FUENTE DE SAN ESTEBAN Y BARCA D'ALVA

Queremos la rehabilitación de la línea de ferrocarril La Fuente de San Esteban - La Fregeneda - Barca D'Alva, Bien de Interés Cultural y elemento destacado de nuestro Patrimonio industrial, para su aprovechamiento con fines turísticos y culturales.  
Lazarillo

Aparte de recomendar la visita a todo aquel viajero que quiera comprobarlo in situ, tal como ha hecho este Lazarillo con gusto en repetidas ocasiones, y disfrute así del paraje como Bien de Interés Cultural y elemento destacado de nuestro Patrimonio Industrial, quisiera invitar al discreto lector a firmar la petición cursada por la entusiasta Asociación de Frontera Tod@vía, Por Una Vía Sostenible al gobierno de la Junta de Castilla y León para el aprovechamiento con fines turísticos y culturales de esa línea de ferrocarril. Es deplorable que un objetivo así no tenga en la comunidad de Castilla y León la atención requerida y que, muy al contario, se atente contra ese patrimonio, como ha ocurrido recientemente con el robo de algunos raíles sin que tamaña y llamativa tropelía haya podido ser evitada. ¿Qué gobierno es ese que ni siquiera preserva lo existente de tales actos vandálicos? 

La línea de ferrocarril de La Fuente de San Esteban - La Fregeneda - Barca d'Alva, en la frontera entre Salamanca y Portugal, es la única vía de Europa declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento (año 2000). Hace 30 años que se cerró al tráfico y, desde hace más de una década, no ha recibido ningún tratamiento de conservación, con lo que se encuentra en claro estado de ruina y expuesta a toda clase de actos vandálicos.
Con sus 13 puentes y 20 túneles, se trata de una de las mayores obras de la Ingeniería del Hierro en la Península Ibérica y, junto a la belleza del entorno de los Arribes del Duero, constituye un paisaje de atractivo histórico y paisajístico único. Los españoles y portugueses que formamos la Asociación de Frontera Tod@vía encontramos en esta línea de ferrocarril un gran potencial económico que favorecería un área rural despoblada y desfavorecida como es la de la Raya hispanolusa.
Además, el estado actual de la línea, particularmente el de los puentes, supone un riesgo innegable para los visitantes. Entre nuestras actividades de trabajo voluntario, se encuentra la reposición de tablas de los paseos peatonales para reducir el riesgo de caída, pero está claro que no es suficiente. Esta vía necesita de la intervención de las instituciones para frenar su destrucción progresiva y que no caiga en el olvido.

FIRMÁS AQUÍ 



DdA, XI/2845

1 comentario:

Anónimo dijo...

En otra comunidad de España este entorno estaria más protegido y posiblemente restaurado.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario