jueves, 20 de noviembre de 2014

LA CICUTA MEDIÁTICA DE MONGOLIA Y OTROS CATAVENENOS NO TAN PLURALES

Lazarillo

Hay ocasiones en que este Lazarillo ha de reconocer con más énfasis que en otras los errores de perspectiva que le afectan en el análisis mediático. Cree uno estar más o menos al tanto de lo que se publica en la red de redes y deja al margen, como es el caso, unos de los observatorios más perspicaces que actualemnte podemos encontrar para leer con aguzado sentido crítico la información y opinión que se publica en los medios y que puso de moda aquel primer diario Público en papel de muy corta vida. Sin olvidar que antes ya disfrutábamos con las magníficas y mensuales perlas de Pascual Serrano, analista capaz donde lo haya en este tipo de tarea. Lamentamos, en este sentido, que El ojo izquierdo del periodista Izquierdo en el informativo matinal de la SER, cate los venenos ajenos y deje sin catar los propios de PRISA a través de El País, algo que sí hace con agudeza la Cicuta Mediática de la revista Mongolia, según se puede comprobar y acabo de descubrir no sin rebozo por mi tardanza en leerla:  

Expansión da dos veces en portada, ¡el mismo día (13/11)!, que Telefónica lleva ganado hasta septiembre 2.849 millones de euros. Dos veces por si te pierdes una. Pero luego cuesta encontrar en el diario la noticia de que la Audiencia Nacional le obliga a readmitir a los 672 despedidos de Atento, la filial de la compañía de call centers. El País informa que Interpol pide la detención de 20 personas por la causa argentina contra el franquismo (13/11) pero sigue resistiéndose a poner en el titular a Martín Villa, ex presidente de Sogecable.

El País explica, como todos los demás, la multa millonaria a grandes seis bancos internacionales “por manipular los tipos de cambio” (13/11), pero es una pena que no vaya más allá teniendo en cuenta que dos de los seis bancos -Citigroup y HSBC- tienen representantes en el consejo de Administración de Prisa.

En ‘La Republiqueta’ (El Mundo, 14/11) Federico Jiménez Losantos califica a Josep Pla de “asqueroso franquista”. Lo que se reiría el escritor si pudiera ver que Federico y los nacionalistas catalanes más exaltados están de acuerdo al menos en una cosa.

El País recalca que “el BBVA y Sagardoy creen que se contrataría a muchos más indefinidos si se abarata el despido” (14/10). No sabemos si en el contrato que en 2012 debió de firmar Cebrián con Sagardoy para que se encargara del ERE de El País incluía el compromiso de publicar cualquier ocurrencia que tuviera el despacho.

Expansión se entusiasma porque “ACS mantiene el pulso y alcanza los 551 millones de beneficio” (14/11). Los que no mantenemos el pulso somos los consumidores de gas, que le pagaremos 1.300 millones por el fiasco de Castor.

El ex director de La Vanguardia José Antich termina su crónica ‘El riesgo de no arriesgar’ (14/11) recitando ‘Les copains d’abord’, de Brassens, que traduce como “Los amigos primero”, del que subraya crípticamente que es "un aviso a navegantes en la política de hoy". ¿No es también un buen recordatorio a Artur Mas, ahora que resurge, que él siempre le ha sido fiel y que quizá por ello fue decapitado?

En ‘¿Podemos es Podemos?’ (La Vanguardia, 14/11), Francesc-Marc Álvaro augura que el nuevo partido acabará pronto cooptado por el sistema, entre otras razones porque “las campañas cuestan muchos euros y no se puede confiar sólo en Twitter”. Ciertamente, la macrocampaña del 9N de la ANC y Òmnium debe de haber costado un pastón y evidentemente alguien la ha pagado.

García Margallo, ministro de Exteriores, pelotea al Rey diciendo que “en el mus, con cuatro reyes se juega mejor que con dos” (Abc, 14/11). No debe de saber que en Cataluña se juega más a la Butifarra y los reyes sirven de bien poco si no tienes manillas y ases.

Ahora es Merril Lynch el que advierte que “Podemos puede destruir cuatro años de reformas” y Expansión lo airea con preocupación el 14/11. Pero no recuerda que Merril Lynch destruyó en un solo año, en el pico de la crisis financiera mundial, 19.500 millones de dólares y que iba justo después de Lehman Brothers en la fila hacia el precipicio. La caída sólo la evitó gracias a la absorción de Bank of America.

El Mundo abre en portada el 15/11: “Moncloa les recuerda a los fiscales que tienen un jefe”. No queda claro si se refiere a Rajoy o a Torres-Dulce.

Gallardón dice que siente “asco” por la retirada de la ley del aborto (El País, 15/11). Qué bueno sería saber qué siente ante los crímenes de lesa humanidad que se imputan a su suegro en la causa argentina contra el franquismo.

Durán se pregunta “para qué sirve el adelanto electoral y la lista única” (La Vanguardia, 15/11). Bien. Ahora podría preguntarse para qué sirve un partido que ingresa apenas 100.000 euros al año de la militancia y debe más de 10 millones a los bancos.

Hace muy bien Pilar Rahola en mostrar indignación en ‘Perro judío’ (La Vanguardia, 15/11) por el antisemitismo de la impresentable nueva alcaldesa del PP en Collado Villalba. ¿Pero no debería al menos haberle inquietado un poco que los soberanistas catalanes eligieran precisamente el 9-N para su referéndum, completamente ajenos al negro simbolismo de la fecha para toda la humanidad pero particularmente para los judíos? El putsh fracasado de Hitler fue un 9-N, luego la efeméride se convirtió en gran fiesta del III Reich y la noche del 9-N arrancó la Solución Final con la noche de los Cristales Rotos… ¿Por qué Rahola no escribió pidiendo otra fecha para la consulta catalana?

Abc asegura que “Doña Leticia es una reina popular” (15/11) y para justificarlo esgrime “los sondeos de La Zarzuela”. Pero no pide que todos los ciudadanos podamos acceder a estos sondeos tan estupendos que pagamos con nuestros impuestos.

¿Cómo compensó El Mundo que el 15/11 los domingos ya no escribe Pedro J.? A falta de una gran exclusiva, lo intentó quizá por la contra, con un resultado más que dudoso: ‘El culo de Kardashian: un sol visto por detrás’.

Jaime Botín califica de “lamentable esperpento” el 9-N en ‘La obligación de decidir’ (El País, 16/11), el enésimo intento de impartir lecciones de filosofía desde el periódico del que fue su consejero en Bankinter, Juan Luis Cebrián. ¿No es un "lamentable esperpento" que el banquero sancionado en 2013 por ocultar el 8% de sus participaciones en Bankinter siga sentando cátedra filosófica y firmando sus artículos como “alumno de la Escuela de Filosofía”?

La Razón asegura en portada que “los líderes del G-20 certifican el cambio de ciclo en España” (16/11). Ha costado, pero al fin reconocen que el ciclo de Rajoy y hasta de la Transición llega a su fin.

Cuando el director de Abc, Bieito Rubido, alerta en ‘¡Claro que hay futuro!’ (16/11) sobre la “histeria colectiva” y “los nuevos personajes que han irrumpido en medio de la confusión”, ¿no se estará refiriendo en realidad a Abc y a él mismo?

Abc publica en portada a Rajoy en petit comité en el G-20 y el orgulloso título ‘España refuerza su prestigio internacional’ (17/10). Qué rápido ha olvidado la campaña que le hicieron a Zapatero burlándose de su empeño para que España estuviera en el G-20.

El Abc publica que "la Generalitat improvisa y ofrece ahora una reunión a Rajoy" (19/11). Realmente al lado del plan quinquenal de Rajoy puede parecer que la Generalitat improvise, sí.

La Vanguardia explica que "los Gobiernos de Rajoy y Mas se acusan de presionar a los fiscales" (19/11), pero el semáforo rojo se lo lleva... ¡Kobe Bryant!.

Jose Sanclemente ha escrito 'Esta es su vida' (Roca Editorial), una novela policiaca ambientada en el mundo de la televisión y el autor ha sido entrevistado en muchos diarios... pero ha pasado otra semana y no hemos encontrado ninguna entrevista en 'El Periódico de Catalunya', pese a que Sanclemente fue el consejero delegado de Zeta en los años de esplendor del grupo.

¿Quieres leer otros "Cicuta mediática"?

DdA, XI/2848

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario